viernes, 21 de marzo de 2014

Billy, el perro de las Marchas


Desde que comenzó esta crisis financiera y antisocial, las protestas que se producían en Atenas siempre contaban con el perro Lukánikos en la vanguardia de las cargas, ladrando y batiendo sus mandíbulas ante los antidisturbios, actitud con la que logró que la revista Time lo considerara 'persona del año' 2011 en su número dedicado a los manifestantes. Tres años después de aquello, el perro Lukánikos, ya un mito, ahora cuenta con un competidor en activismo canino: Billy, el perro de la dignidad, que viene desde Murcia con la columna Este de las Marchas. Por ahora se está convirtiendo en una celebridad en el microcosmos del 22M, su página de Facebook ya cuenta con más de 410 seguidores y va cosechando halagos allá por donde pasa.

Billy ha hecho junto a su benefactor, Dani, toda la ruta del sudeste. Los vendajes que cubren las llagas que le han salido en las almohadillas de sus patas traseras lo atestigüan. El calor del asfalto y los kilómetros acompañando a los marchantes han hecho que Billy haya sufrido las mismas heridas de guerra que muchos bípedos. Heridas en los pies que son medallas, según ha apuntado acertadamente esta mañana un gaditano de la columna Sur. Por ello, hasta que no sanen sus heridas continuará la ruta en coche, indicó Dani hace dos días en Fuentidueña.

La historia de Billy merece un hueco en la imaginería de las Marchas. Según contaba Dani hace dos días en Fuentidueña, Billy fue durante sus ocho primeros meses de vida la mascota entrañable de una pareja de enamorados que, al desenamorarse, decidieron deshacerse de él como si fuera un juguete. Dani explicaba que esta pareja anunció que querían deshacerse del perro y que, si nadie se hacía cargo de él, lo abandonarían. Para evitarlo, Dani y sus compañeros de columna decidieron adoptarlo para que hiciera el camino con ellos hasta Madrid y, una vez allí y pasado el 22, quedarse "indefinidamente", apuntó Dani. 

Billy ya ha conquistado los corazones de mucha gente, hasta el punto de que compartieron su página en el muro de Facebook del programa de Andreu Buenafuente. Así mismo, está recibiendo comentarios de admiración, de ánimo así como otros que le expresan deseos de conocerle y darle "una chuche".

M.A.V.