miércoles, 26 de marzo de 2014

Cifuentes quiere expedientar a las personas coordinadoras del 22M y "desviar" la atención de las reivindicaciones




La Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado en una entrevista en la Cadena COPE que “va iniciar un expediente sancionador hasta el máximo que permita la ley” contra los coordinadores de las marchas de la dignidad. Con este mecanismo quiere responsabilizarles de actos acaecidos tanto durante las marchas como los incidentes tras la manifestación del sábado.


Momento de la manifestación del 22M en la plaza Colón


En esa misma entrevista, Cifuentes ha asegurado que “se va a iniciar un proceso sancionador contra la marcha de la manifestación, porque dice que son los propios organizadores de manifestaciones los que deben de garantizar y responsabilizarse del buen orden y del discurrir de la misma”. Un coordinador estatal de la marcha ha asegurado para Periodistas 22M  que “había un servicio de orden identificado claramente con petos y chapas así como la colaboración de bomberos que estuvieron en todo momento protegiendo y asegurando un buen transcurso de la manifestación”. Y así fue. Tras más de dos kilómetros por los que discurrieron los manifestantes y las casi cuatro horas que duró la manifestación “el servicio de orden fue impecable”.



Este coordinador tiene claro que la decisión de abrirles expediente tiene claras connotaciones políticas. “Haciendo este tipo de cosas, las reivindicaciones quedan en segundo plano y desvían la atención para que no se hable del paro, del pago de la deuda, de las familias empobrecidas y de que con este sistema no vamos a ningún sitio” ha continuado.



Expedientes por acciones pacíficas

Además la Subdelegada del Gobierno pretende abrir expedientes a varias columnas por incidentes ocurridos en los días previos a la llegada a Madrid. Les acusa de provocar “alteraciones e incidentes del orden público importantes” según ha anunciado en la Cope Cristina Cifuentes. Según ha informado Europa Press estos incidentes se produjeron en trayectos de tres columnas diferentes. A una de ellas, la del Mediterráneo le acusan de asaltar una sede del Partido Popular en Perales de Tajuña y una sucursal bancaria en Arganda. “Se hicieron reivindicaciones sociales, como una acción política y de forma pacífica para señalar a los causantes de la crisis” ha afirmado un coordinador de esta columna. Por ello considera que se está haciendo un claro ejercicio de castigo y desprestigio al movimiento social.



Las infracciones a las otras dos columnas, la del sur y la del oeste la argumentan en base a desobediencia a las indicaciones de la Guardia Civil, el incumplimiento del itinerario previsto e infracción de la normativa de seguridad vial por los vehículos participantes. “Todo esto son mecanismos que buscan para echarnos la mano encima como sea. “Tienen miedo a que este movimiento, que ha nacido de la base, tan plural y que ha unido a tanta gente crezca y continúe” ha añadido a sus argumentos para explicar el motivo por el que intentan criminalizar el movimiento ciudadano.



Propuestas para continuar la lucha

"Queremos hablar de los servicios públicos, de la igualdad de hombres y mujeres, de los derechos recortados" ha asegurado el coordinador estatal que nos ha atendido para enfatizar la importancia de seguir hablando de los problemas que han hecho que cientos de personas hayan llegado hasta madrid andando para reclamar derechos básicos y fundamentales y luchar contra el desprestigio de la movilización. Según fuentes presentes en la asamblea celebrada ayer se propusieron diversas iniciativas. Entre ellas la de continuar las acciones de forma descentralizada en cada territorio. Habrá también una reunión proximanente para determinar si se celebra una acción descentralizada alrededor del 1º de mayo. También actividades en junio vinculadas a las elecciones europeas.

Destaca la voluntad de extender este movimiento transversal con la descentralización a los territorios y participación de la gente de los barrios y las asociaciones.