lunes, 17 de marzo de 2014

Dimite un concejal de Caudete tras el enfrentamiento entre el alcalde y las Marchas de la Dignidad

Al parecer la actitud del alcalde de Caudete (Albacete), José Miguel Mollá, no fue algo puntual al pasar las Marchas de la Dignidad por el Ayuntamiento del que es regidor. El tenso cruce de insultos que mantuvo el pasado jueves el alcalde con los miembros de la marcha fue "la gota que colmó el vaso" de Ismael Sánchez Tecles, ex concejal de Sanidad, Juventud, Consumo y Comercio del Ayuntamiento de Caudete, que ha dimitido de su cargo por la actitud del primer edil, de quien dice que "no respeta a nadie y trata de vender una imagen falsa" de sí mismo.

Ismael Sánchez deja la concejalia en el Ayto. de Caudete 
pero se mantiene en las filas del Partido Popular. 
(Foto cedida)
Ismael Sánchez, en conversación con Periodistas22M, afirma que "ningún concejal está con él" y al respecto añade que no comparte "ni el proyecto ni las formas de trabajar" de Mollá. En el comunicado en el que anuncia su dimisión, Sánchez lamenta que ha estado "viendo cómo decepcionamos" a la gente de Caudete, "cómo se les está dejando de lado por otros intereses. No comparto esta visión de la política y no quiero que mi rostro siga formando parte de este equipo" de Gobierno, no así del partido.




Preguntado sobre la actitud del alcalde, Ismael Sánchez puntualiza que "no comparto los insultos de ninguno de los dos bandos, pero el alcalde no debía de perder nunca las formas". Así mismo, Sánchez asegura que Mollá "no es querido" en el PP, y al respecto saca a colación el comunicado del PP municipal en referencia al suceso. Dicho comunicado, tras matizar prudentemente que los manifestantes que se enzarzaron con el alcalde "no representan a la totalidad de la Marcha de la Dignidad", añade que "tampoco entendemos acertado que José Miguel Mollá se dejara llevar por el acaloramiento de la situación y contestase a tan pobre provocación."


José Miguel Mollá, alcalde de Caudete, durante el enfrentamiento
con las Marchas de la Dignidad (Foto: M.A.Valero. 13/03/2014)
Así mismo, más allá de las formas, Ismael Sánchez no se va con una buena impresión de la gestión de Mollá, y al respecto comenta las reticencias del regidor para pactar las decisiones en el pleno. En ese sentido, asegura que Mollá "es incapaz de pactar con el PSOE un trámite ordinario del Ayuntamiento", y que "tiene que ser todo a golpe de mayoría o si no no avanza". También asegura que entre las dolencias del Consistorio regido por Mollá se encuentran "burocracias internas absurdas, mala gestión, abandono de las asociaciones, personal descontento, continuo mal humor..."

Por último, preguntado sobre si el alcalde ha protagonizado alguna otra salida de tono pública, Sánchez asevera que Mollá "llegó a decir que con Franco se vivía mejor". También asegura que los trabajadores "están hartos", y que es "un desastre por donde pasa". No obstante, puntualiza que no quiere "que la gente piense que voy contra él como persona, pues no es así", y al respecto abunda en que que "abandona un proyecto" y las formas con que se está llevando a cabo, pero que sigue considerándolo su alcalde. 


MAV